fbpx

Diario de Evaristo 21 de Diciembre de 2016

                                                                           Son las 03.37 de la madrugada, y he despertado en la cama de un Hostal del pueblo vecino, mi coche está aparcado en la cuarthabitacion-suciaa plaza del aparcamiento y estoy debidamente registrado en la habitación 1.275. No recuerdo haber hecho nada de eso, tengo un vacío en mi memoria que no logro rellenar con ningún recuerdo, he de revivir todo lo acontecido en el día de hoy y anotarlo por si vuelvo a olvidarlo, veamos, me he levantado, duchado, afeitado, he guardado…

He guardado… He guardado el colgante de cristales en la tabla suelta de debajo de mi cama, me he vestido y me he dirigido a visitar a mis “amigos” de Industrias A.Z.E. quienes después de tenerme en una sala de espera “retenido” una guapa señorita ataviada con bata blanca y bloc de notas me ha preguntado por mi nombre y me ha hecho unas preguntas. Las joyas, las joyas, las joyas, Fernándo, las joyas, la muerte, vida, virus, BOOM!.

Apago la luz de mi dormitorio, los flashes que vienen y van aleatoriamente a mi cabeza y que la inundan de una ingravidez espesa me está torturando, no soporto la luz, creo que me han drogado.

Esa bonita señorita, tenía algo en las manos, pero que era, esa señorita, esa bella esa… Zorra, joder no era guapa, tenía los ojos blancos, la mirada infinita, yagas en el rostro, las articulaciones en angostos ángulos imposibles y un momento… ¿trataba de atraparme?, Joder debo de haberlo soñado, creo que voy a dejar éste trabajo y hacerme guionista de cine, creo que ni siquiera he visitado Industrias A.Z.E y que ayer me cogí una cogorza de campeonato y acabé en el puto motel al no poder ni conducir, esto no ha sido más que un jodido sueño. Mañana a primera hora haremos una pequeña visita a la Farmacéutica, prometo no probar ni una gota más de alcohol hasta resolver el caso.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar